Osteopatía

La osteopatía es una disciplina terapética que busca restaurar y mantener el equilibrio del cuerpo para que se recupere y conserve su capacidad de autorregulación, normalizándose las funciones alteradas.

 

Los mecanismos de autorregulación, están asegurados por el sistema nervioso,  circulatorio y linfático.

 

Para el tratamiento con osteopatía, se realizan técnicas manuales dirigidas a mejorar la movilidad de los distintos tejidos alterados y relacionados entre sí, tejidos que se consideran patológicos observados durante el diagnóstico funcional osteopático. 

 

Las técnicas se dividen en tres grupos según los tejidos sobre los que se actúa:

 

  • Osteopatía estructural
  • Osteopatía visceral
  • Osteopatía craneal

 

Las indicaciones de la osteopatía son muy amplias y suelen estar interrelacionadas:

 

Columna:

 

  • Cervicalgias, tortícolis, neuralgia cervico-braquial y neuralgia de Arnold, algunos vértigos.
  • Dorsalgias, dolor costal, neuralgia intercostal, síndrome de Tietze, afecciones pseudoviscerales, lumbalgias de origen dorsal.
  • Lumbalgias, radiculalgias (ciatalgias, cruralgias) coccigodinias.

 

Miembros superiores e inferiores:

 

  • Tendinopatías, esguinces, distintos traumatismos

 

Visceral:

 

  • Trastornos respiratorios (bronquitis, neumonía, bronquiectasias, asma, pre- y post-cirugía torácica u abdominal,...).
  • Trastornos digestivos (estreñimiento, hernia de hiato, gastritis, colitis,...).
  • Trastornos renales y uroginecológicos (incontinencia, dolor litiasis renal, dolor cistitis de repetición, dismenorreas,...).

 

Craneal:

 

  • Problemas de ATM, trastornos de oclusión dental, cefaleas y migrañas, vértigos, etc.

 

Ana María Alcaraz Martínez

Fisioterapeuta y osteópata Nº Colegiada 4101

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Ana María Alcaraz Martínez